Quantcast

Truncado el desarrollo de las artes plásticas cubanas

Por el 13 mayo, 2014
Artes plásticas, galerías de arte, Cuba.
Artes plásticas, galerías de arte, Cuba.

Las artes plásticas requieren para su avance y expansión de una infraestructura de diversos aseguramientos que pueda garantizar esa proyección, pero en Cuba actualmente está truncado el desarrollo de esta manifestación.

Estancamiento e involución casi generalizada

Nadie puede negar que la apertura de galerías de artes durante la década de los 80 del pasado siglo, en la mayoría de los municipios del país, contribuyó sustancialmente al crecimiento y progreso de las artes plásticas nacionales que se registró entonces.

Muchos creadores, que hoy ocupan importantes posiciones en esta manifestación, que hacen su carrera en la Isla o en el exterior, encontraron en esas galerías, espacios para exponer, para confrontar sus obras con el público y con la crítica especializada, lo que incidió positivamente en sus motivaciones y proyecciones artísticas.

No obstante debo añadir que numerosas instituciones culturales de este perfil no reunían entonces todas las condiciones, pero sí tenían el mínimo para cumplir con su función primaria.

Hoy el panorama constructivo de estas instalaciones es desolador: recientemente el periódico Juventud Rebelde, citando al presidente del Consejo Nacional de las Artes Plásticas informaba que 79 galerías en el país presentaban un estado entre regular y malo.

Y si las evaluamos desde un punto de vista tecnológico, actualizado, la mayoría están francamente mal, salvo algunas en la capital y en algunas cabeceras de provincias.

Otro factor a tener en cuenta; los recursos materiales necesarios para crear, que décadas atrás los adquirían los artistas con relativa facilidad en los establecimientos del Fondo Cubano de Bienes Culturales, tales como lienzo, óleo, acrílico, pinceles, espátulas y otros, hoy están prácticamente desaparecidos, o resultan excesivamente costosos y no tienen la calidad requerida.

Adicionalmente muchas de nuestras galerías no están preparadas para enfrentar con profesionalidad una buena gestión comercializadora de las obras de artes plásticas que exponen, ni sus promotores tienen una adecuada formación y conocimientos sobre las reglas que rigen el mercado del arte.

Puede llegarse a la triste conclusión de que las nuevas generaciones de artistas carecen hoy de los escenarios adecuados, con las posibilidades técnicas, para dar a conocer su obra, lo que ya está limitando el desarrollo de las artes plásticas cubanas. Las serias limitaciones económicas que nos provoca el disparatado manejo económico del estado y su miopía cultural que padece el estado solo le permite favorecer a los consagrados y ya consensuados con el sistema.

Autor: Roberto Viera Sánchez

Original de Matanzas, Cuba. Licenciado en Hotelería y Turismo. Desempeña funciones de guía y promotor turístico en Varadero. Aficionado al buceo y la fotografía submarina. Colabora como escritor para guías turísticas de Alemania, Canadá y España.

Deja un comentario