Quantcast

Ocho artistas plásticos ante los cambios en Cuba

Por el 22 agosto, 2013
Fotografía actual cubana, arte contemporáneo.
Serie: El aire es más puro en Treblinka. 2010-2011. 8 x 12 inch.

Ocho jóvenes artistas plásticos disertan con sus obras sobre los cambios en Cuba a través de una reveladora exposición colectiva.

Los jóvenes artistas plásticos y los cambios en Cuba

Los creadores en sus obras reflejan sus meditaciones y visiones ante el proceso de actualización emprendido por el gobierno, que por supuesto ya ha generado una serie de cambios en nuestro hábitat y en la misma mentalidad de los cubanos, no solo en La Habana, sino en toda Cuba.

Ricardo Miguel Hernández (La Habana, 1984)

Artistas plásticos: Ricardo Miguel Hernández (La Habana, 1984).
En la serie Viviendo con el enemigo realiza una especie de fotografía documental, o de corresponsal de guerra, aprovechando la imagen que genera esta situación en los espacios interiores llenos de humo a manera de caos o campo de batalla.

Son visibles las transformaciones visuales y también sicológicas que se perciben a partir de la oficialización del trabajo por cuenta propia y la aparición de pequeños negocios privados en el giro de la gastronomía y en otros servicios que se convierten en los objetivos artísticos de Ricardo Miguel Hernández, Grethell Rasúa, Renier Quer, Néstor Siré, Marianela Orozco, Luis Gárciga, así como el dúo de Celia y Yunior.

El mismo título de la exposición le da al espectador las claves y las perspectivas para comprender lo que enfrentará: El ardid de los inocentes: Subversión de usos y Cambio de Signos; Expectativas / Paradojas; Espacio Urbano – Individuo.

Fotos, videos e instalaciones nos descubren ese universo mutable del entorno nacional, arquitectónico y sociológico urbano, cargado de simbolismos, a veces ajenos, pero no pocas veces asimilado por los individuos por fuerza, obligación o costumbre, pero desnaturalizados, inestables estéticamente sobre todas las cosas.

La filosofía del remiendo, de explotar más allá de cualquier lógica o principio económico la vida útil de un equipo, una edificación, o cualquier objeto se ha establecido como un sistema convencional y estándar en Cuba, son tópicos que están presentes, con diversidad de matices en las obras elaboradas por estos jóvenes creadores.

El corrosivo proceso de ruralización de nuestra capital, ese que pretende convertir a La Habana en una finca, en un predio campestre, en un inmenso caserío agrario que tanto preocupa a los que en ella habitamos igualmente es cuestionado en algunas obras de esta muestra colectiva.

Esta original exposición puede disfrutarse en la sede de Factoría Habana, una galería promovida por la Oficina del Historiador de La Habana que radica en la calle O’Reilly 308, entre Habana y Aguiar, en el municipio Habana Vieja, que está destinada al impulso del arte cubano contemporáneo que interactúa específicamente con las nuevas tecnologías, como la experimentación sonora y sensorial, el diseño industrial, el performance y el arte urbano.

Autor: Roberto Viera Sánchez

Original de Matanzas, Cuba. Licenciado en Hotelería y Turismo. Desempeña funciones de guía y promotor turístico en Varadero. Aficionado al buceo y la fotografía submarina. Colabora como escritor para guías turísticas de Alemania, Canadá y España.

Deja un comentario