Quantcast

El Bolero es pura esencia de cubanía

Por el 14 enero, 2014
Boleros cubanos
Boleros cubanos

Creo que no hay un solo cubano que no aprecie ese género musical, que tiene supuestamente muchos orígenes, pero una sola cuna cierta, la oriental ciudad de Santiago de Cuba; y también es conocido de la amplia aceptación que por años ha mantenido en el mundo entero, especialmente en los países latinoamericanos, y es que los boleros son pura esencia de cubanía, y por ser así aún se conserva y está vigente.

¿Qué cubano no ha disfrutado con un buen Bolero?

No soy absoluto: sé que los más jóvenes de cualquier época, no se inclinan demasiado por el bolero, pues tienen en la cima de sus gustos y preferencias los ritmos de moda; en una etapa el Rock, en otra el Twist, la música Beat, y así sucesivamente hasta el Reggaetón de hoy, más acordes al movimiento y a la dinámica de esas edades.

Pero todos, más temprano que tarde entrarán en esa etapa en que lo amoroso y trascendente estremece y cala profundo; requerimos entonces de ritmos más lentos, acompasados, de textos sugerentes, románticos, más propios para disfrutar de la mágica y envolvente soledad que protagonizarán siempre dos personas.

Ya sea con un simple acompañamiento de guitarra, con ribetes un tanto trovadorescos, hasta respaldo y potenciado con un conjunto o un jazz band como la de Benny Moré, el bolero se disfruta con igual intensidad, para hacernos vivir momentos formidables, y también para revivirlos con sus evocaciones infinitas.

El bolero no se estanca, sigue creciendo, desarrollándose, fusionándose, con la canción, el son, la criolla, el mambo, la ranchera, el filin, la salsa y tantos géneros más.

Por estas mismas razones fue un género que prendió igualmente en otras naciones, y grandes cultivadores surgieron en casi toda Latinoamérica, y Cuba ha tenido docenas de excelentes compositores e intérpretes; sin mucho esfuerzo puedo mencionar a los desaparecidos Antonio Machín, María Teresa Vera, Rita Montaner, Benny Moré, Vicentico Valdés, Celia Cruz, Olga Guillot, Rolando Laserie, Fernando Álvarez, César Portillo de la Luz, entre otros muchos, mientras que en la actualidad siguen haciéndonos vibrar Omara Portuondo y Pablo Milanés.

También amamos esa forma de hacer el bolero que tienen en otras latitudes: Daniel Santos, Moncho, Simonne, Lucho Gatica, Dyango, Rocío Dúrcal, Nat King Cole, Javier Solís, Los Panchos, Luis Miguel, Danny Rivera y Tania Libertad, son solo algunos, pues nuestros preferidos son muchísimos más.

De boleros que son inmortales, que son verdaderos paradigmas, como Aquellos ojos verdes, Lágrimas negras, Cómo fue, Tres palabras, Solamente una vez, Bésame mucho, Tú me acostumbraste, o Alma mía, hablaremos más en próximos comentarios.

Autor: Eugenio Flores Cid

Nacido en el reparto El Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba, ha colaborado en alguna publicaciones gastronómicas de la Isla y breves evaluaciones a sitios especializados en comida caribeña. Apasionado de la buena comida, se ha desempeñado como Chef de Cocina en los últimos 15 años. Aborda temas de interés como: gastronomía, hotelería, tradiciones culinarias, y la música tradicional cubana.

Deja un comentario