Quantcast

Esther Borja – Damisela Encantadora

Por el 27 julio, 2014
La interpretación vocal de Esther Borja fue inigualable, una intérprete emblemática y sin comparación en el ambiente musical cubano.
La interpretación vocal de Esther Borja fue inigualable, una intérprete emblemática y sin comparación en el ambiente musical cubano.

Fue Esther Borja una intérprete emblemática y sin comparación en el ambiente musical cubano, al punto que el desaparecido compositor Gonzalo Roig sentenció que aunque otras cantantes trataran, no podrían lograrlo pues era sencillamente inimitable.

Un verdadero y longevo portento vocal

Una gran pérdida para la cultura nacional y un profundo dolor entre los cubanos causó la noticia de la desaparición física de Esther Borja, la sin igual y eterna Damisela Encantadora. Falleció esta habanera el 28 de diciembre del 2013, cuando apenas habían transcurridos 23 días de cumplir una cifra considerable para cualquier ser humano y mucho más para una cantante, los 100 años de vida. Unos días antes, el mundo de la cultura le había realizado un gran homenaje en el Teatro Mella de La Habana, donde el Ballet Nacional de Cuba estrenó la obra ”A la luz de tus canciones“, con coreografía de Alicia Alonso.

En mi más temprana infancia disfruté de sus excepcionales condiciones vocales, de su carisma, de su corrección y proyección humana exquisita a través de un programa semanal de televisión, Álbum de Cuba que ella animaba, y en el cantaba promoviendo lo mejor de la música cubana y que se mantuvo en el aire durante 25 años.

Quien la descubre y la lanza al espectáculo fue nada menos que ese genio musical indiscutible, Ernesto Lecuona, un habanero absolutamente universal, un compositor y pianista realmente fuera de serie.

Los especialistas más calificados consideran que tenía una voz extremadamente versátil, con un gran registro, que le permitía deslizarse sin dificultad desde esos tonos bajos característicos de una mezzo-soprano dramática hasta alcanzar ese índice propio, claro y brillante de una soprano lírica.

Por eso recorrió, a partir de la década del 30 del pasado siglo medio mundo brindando lo mejor de su arte, con canciones, zarzuelas y operetas, y hasta cine hizo al lado de figuras como Libertad Lamarque; su discografía desde entonces es numerosa y apreciada.

Entre sus fonogramas hay uno que es una verdadera joya todavía para coleccionistas y melómanos: Esther Borja a dos, tres y cuatro voces, un disco grabado cuando no existía la tecnología de captación diferenciada por pistas.

Creo que este logro de su longevidad lo consigue Esther Borja practicando diariamente la natación en un antiguo club habanero, devenido Círculo Social Obrero Gerardo Abreu Fontán muy cercano a su residencia, donde podía vérsela muy temprano cada mañana.

Ojalá la Televisión Cubana, que tantas grabaciones en video tape y en kinescopio debe atesorar de esta sin igual y eterna Damisela Encantadora los transmita para que las más jóvenes generaciones de cubanos, que no la conocieron, puedan aquilatar la magnitud de su pérdida.

Autor: Roberto Viera Sánchez

Original de Matanzas, Cuba. Licenciado en Hotelería y Turismo. Desempeña funciones de guía y promotor turístico en Varadero. Aficionado al buceo y la fotografía submarina. Colabora como escritor para guías turísticas de Alemania, Canadá y España.

Deja un comentario