Quantcast

Idania Valdés y el respeto por la cancionística

Por el 7 Enero, 2015
En un contexto en el que muchas cantantes de su generación se han alejado del estilo vocal que prevaleciera entre las intérpretes cubanas, Idania ha continuado apegada al particular modo de decir que hiciera grande a no pocas féminas en el universo musical de Cuba.
En un contexto en el que muchas cantantes de su generación se han alejado del estilo vocal que prevaleciera entre las intérpretes cubanas, Idania Valdés ha continuado apegada al particular modo de decir que hiciera grande a no pocas féminas en el universo musical de Cuba.

Constantemente aparecen en el extendido panorama musical cubano nuevos intérpretes que asumen, sobre todo, los diversos géneros contemporáneos, no siempre con éxito, pero no ha sucedido así con Idania Valdés, que muestra un devoto respeto por nuestra cancionística.

Voz femenina actual del Buena Vista Social Club y Premio Cubadisco 2014

Idania es una descendiente de la familia Valdés, que sin la menor duda es un horcón fundamental de la música popular cubana; es hija de Amadito Valdés, percusionista integrante del Buena Vista Social Club, quizás de ahí esa marcada cubanía que demuestra a la hora de cantar, ahora también formando parte de ese mundialmente famoso proyecto.

Además Idania obtuvo el Premio Cubadisco 2014 con su ópera prima, un álbum titulado “Menos mal”, editado por Producciones Colibrí, en el que demuestra su valía y sobre todo su respeto por esa gran y peculiar forma de recrear las canciones que tuvieron siempre las grandes intérpretes cubanas.

Hasta en la selección del repertorio que incluyó Idania en el fonograma “Menos mal” ella demuestra también ese homenaje a emblemáticos compositores cubanos, como Marta Valdés, René Touzet, César Portillo, Juan Formell, Pablo Milanés, y Julio Fowler, así como los más recientes Polito Ibáñez y Descemer Bueno; también insertó un valioso tema del uruguayo Jorge Drexler.

La nómina de músicos invitados para grabar el disco fue sencillamente de ensueño: pianistas de la talla de Rolando Luna, Harold López-Nussa, Robertico Carcassés, y Roberto Carlos Rodríguez «Cucurucho»; los rumberos de la agrupación Clave y Guaguancó; David Torrens; en las trompetas Alexander Abreu y Julito Padrón; en el bajo alternaron Gastón Joya y Yandy Martínez; los bateristas Oliver Valdés y Rodney Barreto; los guitarristas Raúl Verdecia y Jorge Luis Valdés «Chicoy»; y por si fuera poco, la orquesta Van Van.

La joven cantante Idania Valdés con este disco y en sus presentaciones en vivo nos muestra que posee una equilibrada madurez profesional y un estilo que es continuador de lo mejor de nuestra cancionística, de aquella que exhibían en el escenario figuras como Olga Guillot, Blanca Rosa Gil, Elena Bourke, y la todavía presente Omara Portuondo; creo, por todo esto que se ha ganado un más que merecido espacio como voz femenina del actual proyecto Buena Vista Social Club.

Autor: Angelo Hernández Betancourt

Nació en El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba. Estudió en Escuela Nacional de Artes (ENA). Durante su carrera como investigador y musicólogo, ha tenido una amplia participación internacional. Actualmente colabora con algunas publicaciones de historia y enseñanza de música.

Deja un comentario