Quantcast

Omega 3, o la ciencia ficción de las dietas en Cuba

Por el 26 enero, 2015
Eduardo del Llano ha dirigido y realizado el filme Omega 3, el primero de Ciencia Ficción cubano.
Eduardo del Llano ha dirigido y realizado el filme Omega 3, el primero de Ciencia Ficción cubano.

Me confunde el más reciente filme de Eduardo del Llano, Omega 3, y mucho más porque fue producido por el estado cubano, a través del Instituto Cubano del Arte y la Industria Cinematográfica (ICAIC) entidad que en no pocas ocasiones lo ha excluido y hasta estigmatizado antes. Este filme apareció a mitad del año 2014, pero por motivos que no vienen al caso, no había tenido la posibilidad de verlo, y aprovecho este espacio y momento para publicar mi comentario personal.

¿A qué público está dirigida esta cinta?

Sus anteriores producciones, sobre todo esos cortos críticos de nuestra realidad nacional que han tenido como protagonista a Nicanor O’Donnell, han sido obviamente concebidos pensando en el cubano, viva donde viva, realizaciones todas que hemos acogido con beneplácito.

Pero con Omega 3 creo que del Llano ha enfocado su mensaje a otros receptores que no somos precisamente los isleños, que estamos más preocupados por el hoy que por el mañana.

Hablarle hoy a un cubano promedio de dietas macrobióticas, carnívoras, vegetarianas, y ovo lácteas a mi juicio es un chiste, pero de mal gusto, pues como refleja acertadamente un material publicado en este sitio, hoy día el gran problema de los cubanos es comer. Y este tema dietético es el núcleo comunicativo de Omega 3.

Eduardo del Llano sí ataca y cuestiona, pero parabólicamente, todos los dañinos fundamentalismos presentes en el mundo contemporáneo, ya sean ideológicos, políticos, religiosos, bélicos, así como la intolerancia y el fanatismo adjuntos, desgraciadamente tan generalizados hoy.

Hasta en el tono y el sentido narrativo lo cambia del Llano con Omega 3; si sus anteriores piezas fílmicas se caracterizaban por moverse en la cuerda del humor inteligente, simpático, en esta su proyección es francamente dramática y pesimista, que son las duras constantes de nuestra cotidianidad.

Se ha clasificado a Omega 3 como un filme de ciencia ficción, pero en mi modesta opinión le falta esa acción dinámica que ha sido inherente a este género, salvo aquellas realizaciones que otrora se realizaron en el desaparecido campo socialista, como es el caso de la cinta “Solaris”.

Si con su anterior producción cinematográfica “Vinci” Eduardo del Llano logró despertar polémicas en la sociedad cubana, francamente no creo que con Omega 3 pueda conseguirlo, pues su mensaje, con sus múltiples lecturas se queda a mitad del camino que debe recorrer una obra que pretenda impactar y movilizar racionalmente al público nacional.

Autor: Ariel Sangalo

Cubano y habanero de pura cepa. Nacido en El Cerro, ha tenido una formación artística muy amplia. Desde temprana edad se vinculó a la música, posteriormente cursó estudios de lengua y literatura. Actualmente se desempeña como Profesor de lengua castellana.

Deja un comentario