Quantcast

Rescatan de las ruinas al Teatro Martí

Por el 25 Agosto, 2013

Desde hace un tiempo el ajetreo de operarios y medios constructivos auguraban que algo extraño pasaba en las ruinas del Teatro Martí, en ese coliseo representativo de la capital cubana que funcionó desde 1884 hasta los años 70 del pasado siglo.

La reapertura del Teatro Martí ha sido anunciada para Noviembre del 2013

Pues bien la Oficina del Historiador de La Habana anunció oficialmente su reapertura para el venidero mes de noviembre, una noticia que a cubanos en general y a los habaneros en particular nos alegra.

El Teatro Martí, interior.

El Teatro Martí, trabajos de restauración y recuperación del inmueble en su interior. La fecha de reapertura está informada para Noviembre del 2013.

El Teatro Martí también era conocido antaño como el teatro de las cien puertas, que se abrían durante las funciones con el fin de mejorar el clima interior en la sala; ostenta el nombre del Héroe Nacional de Cuba desde 1900.

El Martí, fue sede indiscutible y punto de desarrollo del sabroso teatro bufo cubano, de esa forma de hacer escénica que trazó Francisco Covarrubias a mediados del siglo XIX, y que llevó a las tablas no solo a personajes clásicos de nuestra realidad, como el negrito, el gallego, el chino y la indispensable mulata, sino también el lenguaje y los modismos nacionales en formato musical.

En la década del 30 del pasado siglo la dirección musical del Teatro Martí estuvo en manos de esos dos grandes maestros ejemplares en su cubanía, Rodrigo Prats y Gonzalo Roig, que entre otras representaron la que indiscutiblemente es la obra más popular del teatro musical cubano, la Cecilia Valdés inspirada en la novela de Cirilo Villaverde.

Sacar a ese inmueble que tiene un altísimo valor patrimonial, del estado ruinoso en que se encontraba desde hace más de 40 años, no es una empresa nada fácil; para que tenga una idea de la magnitud del daño, el deterioro solo respetó parcialmente su fachada.

Por supuesto, a estas alturas del siglo XXI la recuperación del Teatro Martí conllevará la instalación de elementos modernos de climatización así como de tecnologías escénicas de avanzada en luminotecnia, audio, tramoya, y medios de protección y extinción de incendios, y todo eso siendo cuidadosos con el estilo arquitectónico neo-clásico apreciable en la carpintería y en la pauta cromática de paredes, mobiliario y cortinajes.

Ojalá en noviembre, cuando reviva este símbolo del teatro y de la cultura cubana que estuvo olvidado durante varios decenios podamos decir al menos: más vale tarde que nunca.

Autor: Roberto Viera Sánchez

Original de Matanzas, Cuba. Licenciado en Hotelería y Turismo. Desempeña funciones de guía y promotor turístico en Varadero. Aficionado al buceo y la fotografía submarina. Colabora como escritor para guías turísticas de Alemania, Canadá y España.

Deja un comentario