Quantcast

Si la nación está en crisis, qué podemos esperar para el béisbol

Por el 20 agosto, 2013
Cuba y la crisis del beisbol.
Cuba lleva casi 8 años de pésimos resultados beisboleros, la calidad del deporte ha ido en decadencia.

Aún muchos cubanos están literalmente de luto por las cinco derrotas consecutivas y humillantes que sufrió el team Cuba ante una selección de estudiantes universitarios estadounidenses, pero a todos les digo: si la nación está en crisis y su sociedad tan corrupta y degenerada, ¿qué podemos esperar para el béisbol?

Crisis del béisbol como reflejo de la crisis de la nación

Los reveses sufridos recientemente en el III Clásico Mundial de Béisbol, unido a los acontecidos en los últimos años me llevaron a redactar el material Crisis y decadencia del béisbol cubano en el que esbozaba una serie de criterios que hoy quiero retomar, ampliar y perfilar. Aunque no soy un analista político, solo un modesto comentarista deportivo, creo que cualquier enfoque que se haga hoy en Cuba, de cualquier tema, tiene que pasar necesariamente a través del prisma de la política y la ideología si es que queremos arribar a conclusiones totales y no parciales.

Los mismos males entronizados en el sistema económico, político y social del país se manifiestan en nuestro deporte nacional: el voluntarismo, la carencia de objetividad, el inmovilismo, la autosuficiencia (insuficiente por demás), el secretismo, entre otras muchas calamidades.

Todo esto se aprecia en la desastrosa gestión de la Comisión Nacional de Béisbol, en la misma concepción de nuestras series, en el nombramiento del manager para la selección mayor, en la designación de los peloteros que defenderán los colores patrios, en la improvisación como estilo privilegiado de dirección.

Quizás lo más grave, lo que más duele, es que el estado y sus autoridades deportivas desconocen, olímpicamente, la opinión de los fanáticos tan versados como los cubanos; pero eso mismo ocurre cotidianamente en el resto de las esferas del país.

El Presidente Raúl Castro recientemente exponía una serie de indisciplinas sociales presentes en la sociedad cubana que debían ser erradicadas pues son ajenas a las buenas costumbres que nos caracterizan.

Pero lo cierto es que todos los cubanos hemos visto a un casi marginal manager del equipo Cuba, gritando a viva voz en los estadios, usando palabras obscenas y siendo chabacano e irrespetuoso en presentaciones públicas, conductas todas que están entre las criticadas por el General.

¿Y ha pasado algo, ha sido destituido, relevado, sancionado este sujeto?

Eso mismo pasa con los gobernantes, obstinadamente aferrados al poder, ciegos ante los padecimientos que ellos provocan en su pueblo, incapaces de recapacitar y de rectificar los daños ocasionados en más de medio siglo, entre ellos, a nuestro deporte nacional, al béisbol, que como todo en Cuba, está y estará en crisis mientras ellos se mantengan al frente de la nación.

La crisis es del sistema, pues Cuba sigue seguirá produciendo peloteros estelares, que hoy como ayer, siguen sobresaliendo donde se juega el mejor béisbol del mundo, en las Grandes Ligas: actualmente Yoenis Céspedes, Yasiel Puig, Aroldis Chapman, Kendrys Morales, Alexei Ramírez, Yunel Escobar, Yuniesky Betancourt, Dayán Viciedo, Adeiny Hechavarría, como ayer lo hicieron Esteban Bellán, Conrado Marrero, Orestes Miñoso, Antonio Oliva, Luis Tiant, Camilo Pascual entre otros inmensos jugadores de los que nos enorgulleceremos siempre.

Autor: Calixto Suárez Vázquez

Nacido en Morón, Ciego de Ávila, Cuba. Estudié en Escuela preparadores físicos, Licenciado en Cultura Física. El deporte ha sido mi pasión, pero también me gusta entablar nuevas amistades, conocer nuevos temas y debatirlos, libre pensador y opinólogo.

Deja un comentario