Quantcast

Otro trofeo de la pelota nacional que pierde Matanzas

Por el 8 mayo, 2014
Víctor Mesa, director del equipo Matanzas en la 53 Serie cubana de béisbol.
Víctor Mesa, director del equipo Matanzas en la 53 Serie cubana de béisbol.

Por tercera ocasión consecutiva el equipo representativo de esta provincia, por su meritorio desempeño, disputó los play-off finales del béisbol cubano, en dos de ellos por el título; pero el más reciente, el de la 53 Serie Nacional es otro trofeo de la pelota nacional que no gana Matanzas.

Tenían en contra los corazones de 10,544.300 de cubanos (no matanceros)

Ese milagro de reacción y despegue de la novena lo logró el controvertido director Víctor Mesa; y por si fuera poco, conquistó una reanimación, un repunte en la población, así como de un sustancial apoyo material de las autoridades matanceras. Lo cierto es que cualquier cubano reconoce, agradece y aplaude su gestión en estas direcciones. Eso se lo ha ganado.

Pero su proyección en el terreno con sus propios jugadores, con los rivales, con los árbitros, con los fanáticos y con la prensa le ha granjeado un rechazo generalizado entre los cubanos que amamos la pelota.

En estos días de tensos partidos a muchos amantes de la pelota les escuché decir, que apostarían y se alegrarían con el triunfo de Matanzas, si Víctor Mesa dejara de ser su manager; admiramos y reconocemos decían, la calidad, entrega, la valentía de los jugadores matanceros, pero no de su director.

Algunos cronistas han hablado hasta del odio que Víctor Mesa ha despertado en la afición, que supera con creces la sincera admiración y el respeto que sentíamos por aquel Víctor, pelotero ágil, de juego alegre y despierto que vistió la franela de Villa Clara o de la selección nacional.

A mi juicio, la actuación pública, visible y multiplicada por los medios y sobre todo por la televisión de su grosera y violenta forma de conducir al colectivo, a sus lanzadores y demás jugadores, sus descompuestas discusiones con los árbitros, las malas crianzas que les permitió la Comisión Nacional de Béisbol han condicionado esta tirria de la fanatizada. Ese repudio también se lo ha ganado.

Los muchos males que han aflorado en los últimos tiempos en nuestro pasatiempo nacional, entre ellos el de la violencia, en gran medida debemos agradecérselos a Víctor Mesa, como director del equipo matancero y del team Cuba, y también a Higinio Vélez como gerifalte mayor del béisbol cubano.

Hemos tenido elencos menores, con directores sin tanto aval supuesto como el de Mesa, que han ganado al menos en una ocasión el máximo trofeo de la pelota nacional: hablo de Ciego de Ávila, Holguín y provincia Habana.

Pero como dicen muchos aficionados, Víctor Mesa, ni con el timón del conjunto de Villa Clara, que es uno de los grandes del béisbol cubano, ni ahora como el de Matanzas, ha conseguido ganar ni la liga del coffee cake, y mucho menos al frente del equipo de las cuatro letras en eventos internacionales.

Me atrevo a vaticinar que si en la venidera 54 Serie Nacional el conjunto de la Atenas de Cuba puede contar con otro director, pueden conquistar el ansiado título que le ha resultado esquivo con Mesa; potencial y buenos jugadores tienen para ello. Pero parece que no será así, tendremos que soportarlo un año más.

El equipo de Pinar de Río ganó la 53 Serie Nacional de Béisbol.

El equipo de Pinar de Río ganó la 53 Serie Nacional de Béisbol.

Felicitaciones al equipo de Pinar del Río, que obtuvo merecidamente otro trofeo de la pelota nacional; así se coloca por detrás de Industriales y por encima de Santiago de Cuba entre los que más Series Nacionales han dominado.

Autor: Calixto Suárez Vázquez

Nacido en Morón, Ciego de Ávila, Cuba. Estudié en Escuela preparadores físicos, Licenciado en Cultura Física. El deporte ha sido mi pasión, pero también me gusta entablar nuevas amistades, conocer nuevos temas y debatirlos, libre pensador y opinólogo.

Deja un comentario