Quantcast

Víctor Mesa en conteo de tres y dos

Por el 27 agosto, 2013
Victor Mesa
Victor Mesa

Los últimos éxitos y los reveses en la arena internacional del béisbol cubano deben tener a la Comisión Nacional de ese deporte, y al caprichoso y errático manager del equipo Cuba, Víctor Mesa en conteo de tres y dos.

Víctor Mesa no gana una

Todos los aficionados cubanos se preguntan cómo pudo la Comisión Nacional de Béisbol designar para director técnico del team Cuba a un manager que ha lidereado dos equipos en las Series Nacionales, Villa Clara y ahora Matanzas y no ha podido con ninguno ganar ni tan siquiera un campeonato. Muchos fánaticos en el país admiramos su trayectoria como atleta, pero cuestionamos su pobre quehacer como manager y su irrespetuosa forma de dirigir y de tratar a los peloteros.

Contó Mesa con todos los recursos para armar el aparente potente equipo que nos representó en el III Clásico Mundial de Béisbol; una preselección de 70 peloteros, una amplia etapa de adiestramiento en Cuba, y después una larga gira con topes de preparación en México, Taipei y Japón; y hasta la suerte o las influencias lo ayudaron a estar ubicado en uno de los grupos clasificatorios menos complicados. El resultado todos lo conocemos: así y todo Cuba no avanzó a la segunda ronda.

Un poco después, una novena conformada por estrellas del occidente del país, que fueron seleccionadas por los aficionados, dirigido por Yosvani Aragón, manager del equipo de Sancti Spíritus, en el que por supuesto figuraban algunos de los nombres que integraron el equipo grande, compitió y ganó en el Torneo de Rotterdam, venciendo al mismo equipo de Holanda que nos eliminó en el III Clásico y a otros colectivos.

En el ínterin Víctor Mesa quiso sacarse una o varias espinas el tope bilateral entre un equipo Cuba aparentemente mejorado y fortalecido y el del Collegiate National de Estados Unidos; pero como la pelota es redonda y viene en caja cuadrada fueron los jóvenes estudiantes estadounidenses con su buen oficio los que le clavaron cinco dolorosas púas.

Hace unos días, otra novena, representativa de la provincia de Ciego de Ávila, que resultó campeona en la penúltima campaña nacional, los Tigres avileños, también obtuvo el título en la tercera edición del torneo World Baseball Challenge en Prince George, Canadá, bajo la dirección de su manager, Roger Machado, y en el que faltaban importantes figuras, como Rusney Castillo, entre otros.

Resumiendo: dos novenas cubanas de béisbol, que hablando en plata, son verdaderas guerrillas, en los dos certámenes internacionales en los que participaron, sin tanto entrenamiento, ni topes, ni contar con grandes nombres en sus alineaciones como promedio, resultaron vencedoras.

¿Cuál es la moraleja? Obviamente estamos en crisis con el béisbol, pero el punto clave, neurálgico, es la dirección, el grosero manejo que hacen de nuestro béisbol la Federación Cubana, la Comisión Nacional, todos sus directivos, y el manager actuante, que al decir un amigo mío muy ocurrente, no es capaz de ganar ni la inexistente liga del “coffee cake”.

Autor: Calixto Suárez Vázquez

Nacido en Morón, Ciego de Ávila, Cuba. Estudié en Escuela preparadores físicos, Licenciado en Cultura Física. El deporte ha sido mi pasión, pero también me gusta entablar nuevas amistades, conocer nuevos temas y debatirlos, libre pensador y opinólogo.

Deja un comentario