Quantcast

El cerdo asado en las festividades cubanas

Por el 31 diciembre, 2012
Cerdo asado, gastronomía de Cuba
El cerdo asado en las festividades cubanas, gastronomía de Cuba

Estoy seguro que todo cubano es capaz de afirmar viva donde viva, ya sea en la lejana Australia o en Baracoa, que no hay celebración cubana, sea un cumpleaños, Nochebuena, fin de año, matrimonio, etc., sin cerdo asado, siempre encontrará cerdo asado en las festividades cubanas, es parte fundamental de la gastronomía cubana.

A el cerdo en Cuba lo nombramos de varias formas, ya sea marrano, puerco, macho, o hasta considerarlo como el “mamífero nacional”, al decir de un muy popular tema musical del dúo Buena Fé.

Cerdo asado en Cuba


Hoy por hoy es la fuente de proteína más socorrida a la que acudimos los cubanos en la cotidianidad; Hay varias modalidades para hacerlo si hablamos de un puerco entero, según las costumbres o zonas del país: en parrilla, en púa, en hamaca, en un gran horno de panadería. Les daré el procedimiento para asar solamente un pedazo, pues los costos del cerdo entero son prohibitivos para el ciudadano común.

Ingredientes

  • 4.5 kg de carne de cerdo preferentemente tierna
  • 1 Cabeza de ajo
  • 1/4 Cucharadita de orégano molido
  • 1/4 Cucharadita de comino molido
  • 1/4 Cucharadita de pimienta molida
  • 1 Pizca de laurel molido
  • 1 Taza de jugo de naranja agria o limón
  • 1/2 Taza de aceite
  • Sal al gusto

¿Cómo preparar el cerdo asado cubano?

Tome la pieza de carne, hágale pequeños cortes por la parte interior. Adobe toda la masa, y trate que penetre el mojo (la mezcla del jugo de naranja agria, el aceite, los ajos triturados, las especias secas molidas y sal) ya preparado previamente por las incisiones.

Ubique el trozo de carne ya adobada en una tártara sobre lascas de papas (que evitarán que no se pegue); a temperatura moderada manténgalo en el horno durante 1 ½ horas aproximadamente, pero debe humedecerlo con el mojo sistemáticamente. Rote la pieza para lograr un asado completo y uniforme.

Terminado el proceso, déjelo enfriar y fragmente las porciones a consumir. Puede servirlo situando también el mojo en la mesa para que el comensal aderece a su gusto.

Autor: Eugenio Flores Cid

Nacido en el reparto El Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba, ha colaborado en alguna publicaciones gastronómicas de la Isla y breves evaluaciones a sitios especializados en comida caribeña. Apasionado de la buena comida, se ha desempeñado como Chef de Cocina en los últimos 15 años. Aborda temas de interés como: gastronomía, hotelería, tradiciones culinarias, y la música tradicional cubana.