Quantcast

Un fresco y sano granizado de vino tinto y canela

Por el 7 septiembre, 2013
Granizado de vino tinto y canela.
Granizado de vino tinto y canela.

En Cuba, por las altas temperaturas son muy demandados los granizados, ya sean de limón, menta o fresa, entre otros sabores, pero hoy quiero recomendarle algo diferente: un fresco y sano granizado de vino tinto y canela.

Granizado de nuevo tipo

No soy, ni de lejos, un enólogo, un cualificado especialista en vinos, pero si me considero un devoto amante de ese licor celestial que es el vino, en tanto que prodigioso resultado de la transformación de la uva, una materia vegetal perenne, a través de microorganismos vivos, levaduras, y fenómenos bioquímicos que ocurren durante la fermentación, en el que intervienen células activas que portan a su vez todo lo necesario para la vida.

El vino es un alimento, pues contiene macronutrientes (glúcidos y algunas proteínas) que son portadores de energía, así como micronutrientes (sales minerales, oligoelementos y vitaminas), por lo que los especialistas que lo incluyen, en dosis moderadas, como elemento esencial en las dietas.

Por todo esto quiero darles una receta no muy conocida que lo ayudará a refrescarse y alimentase simultáneamente, la del granizado de vino tinto y canela.

Ingredientes:

  • Una botella de vino tinto de 750 ml.
  • 250 gr. de azúcar cruda, prieta o turbinada
  • 2 palitos de canela
  • Toda la corteza de un limón de mediano a grande

Procedimiento:

Deposite todo el contenido de la botella de vino tinto en una cazuela así como el resto de los componentes mencionados, y póngalos a hervir. Quite del fuego el depósito una vez se hayan evaporado los alcoholes del vino; filtramos y dejamos enfriar a temperatura ambiente la mezcla.

Vertemos la mixtura en una bandeja amplia, pero que no sea demasiado profunda, y la colocamos en el congelador hasta condensarse totalmente, pero removiéndola cada media hora aproximadamente.

Puede valerse de un tenedor para ir raspando y sacando el granizado de vino tinto y canela, el que debemos servir en copas individuales, adornadas con unas hojitas de menta y una rama de canela.

Autor: Eugenio Flores Cid

Nacido en el reparto El Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba, ha colaborado en alguna publicaciones gastronómicas de la Isla y breves evaluaciones a sitios especializados en comida caribeña. Apasionado de la buena comida, se ha desempeñado como Chef de Cocina en los últimos 15 años. Aborda temas de interés como: gastronomía, hotelería, tradiciones culinarias, y la música tradicional cubana.

Comentarios:

  1. magelatosar

    15 septiembre, 2013 at 5:23 pm

    Qué maravilla, tiene que estar buenísimo!! El vino se ha convertido en parte importante en nuestra mesa desde que aterrizamos en tierras castellanas. Es una página maravillosa, sobre todo para aquellos que llevan consigo sus raíces. Un saludo

Deja un comentario