Quantcast

Las inigualables frituras de calabaza

Por el 9 Enero, 2015
Una de las frituras más populares de la gastronomía cubana, es sin dudas la de calabaza.
Una de las frituras más populares de la gastronomía cubana, es sin dudas la de calabaza.

Un lector nórdico me escribe para pedirme la receta de un plato que degustó recientemente en la Isla pues piensa que puede prepararla; creo que el fruto de esta planta herbácea pueda cultivarse en su país, quizás solo en instalaciones con adecuada climatización tropical o subtropical; pero bueno, les doy la receta para elaborar las inigualables frituras de calabaza.

Receta para preparar frituras de calabaza

Esta se une a la treintena de frituras que habitualmente hemos consumido los cubanos, un tema que ya abordé en el comentario Predilección por las frituras; en la actualidad, por aquello de las dietas y el temor al sobre peso lo cierto es que han caído un tanto en desuso en nuestra gastronomía cotidiana.

Ingredientes

  • 200 gr. de calabaza
  • 60 gr. de harina de trigo fina
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 60 gr. de azúcar blanca
  • 1 rama de canela
  • 1 limón (preferentemente el llamado criollo)
  • Aceite vegetal de sabor neutral para freír

Modo de preparación

  1. Debemos pelar (quitarle la cáscara) a la calabaza (zapallo, en otras latitudes) que debe estar “madura”, no verde, cortándola en trozos medianos; en una vasija con agua que someteremos a cocción colocamos estos pedazos, la rama de canela, 20 gramos de azúcar y una lasca de la cáscara del limón.
  2. Cocinamos hasta que ablanden los pedazos de calabaza; escurrir toda el agua, retirando entonces la cáscara de limón y la rama de canela.
  3. Aplastar concienzudamente la calabaza hasta lograr un puré fluido, al que le agregaremos los 40 gr. restantes de azúcar, y la cucharadita de polvo de hornear hasta conseguir un buen grado de ligazón.
  4. Dejamos reposar la mezcla como mínimo unos 30 minutos lo que permitirá una adecuada acción del polvo de hornear que proporcionará volumen a las frituras.
  5. Las porciones debemos freírlas en abundante aceite vegetal, de forma uniforme, por ambos lados hasta que doren; extraerlas entonces de la sartén y colocar sobre papel absorbente para eliminar todo el exceso de aceite.

Pueden servirse de esta forma, o espolvoreándolas con azúcar si las prefiere aún más dulces. Esperamos que el amigo nórdico y otros lectores puedan elaborar en sus casas las inigualables frituras de calabaza.

Autor: Gonzalo Santarosa Silva

Nacido en La Palma, Pinar del Río, Cuba. Estudió arquitectura y urbanismo en la Universidad de La Habana. Se ha desempeñado como urbanista en su localidad, y a pesar que ha vivido en el extranjero, su terruño natal lo ha marcado profundamente, en la actualidad reside en su provincia natal. Apasionado de la música campesina y los grandes clásicos cubanos.

Deja un comentario