Quantcast

Masas normales y de bajo costo para pizzas cubanas

Por el 14 agosto, 2014
Pizza cubana, típicamente de masa gruesa.
La pizza cubana, se caracteriza por ser de masa gruesa y tamaño personal, con abundante queso y agregados, aunque con las carencias de productos se elaboran con ingredientes "alternativos".

Un lector me escribió pidiéndome las recetas para preparar tanto la masa para una pizza normal, estándar, y la que puede considerarse como de bajo costo, esa tan común que se oferta en pizzerías y cafeterías cubanas. El porqué de esta solicitud que parece curiosa ya que una pizza es algo por lo general igual en cada país, es porque en Cuba tenemos nuestro propio gusto y estilo con este pan plano horneado.

En los años 50 ya tenían gran prestigio en La Habana sitios como La Romanita y Montecatini considerados como de cierto lujo y que, según se dice, abrieron con la asesoría de chefs italianos. En esa época la famosa cocinera Nitza Villapol, que tenía un programa de televisión titulado “Cocina al Minuto” e hizo un libro de recetas con el mismo nombre, ya incluía la masa de la pizza entre sus especialidades.

Hay recetas de pizzas cubanas tan secretas como la fórmula de la Coca Cola


Comencemos con los ingredientes necesarios para la masa de una pizza estándar:

  • 250 gr. de harina
  • 6 cucharadas de leche tibia
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. Proceda a tamizar la harina conjuntamente con la sal y la levadura. Haga una especie de montaña con forma de volcán, y en su boca vierta la leche, el huevo y el aceite de oliva.
  2. Comience a amasar concienzudamente con sus manos hasta conseguir una masa homogénea y suave. Tape la masa con un paño fino y déjela reposar tranquilamente hasta que duplique su volumen.
  3. En ese momento proceda a conformarla con las manos y un rodillo hasta lograr una pieza que se adapte al molde que utilizará.

La masa para preparar pizzas de bajo costo tiene los siguientes componentes:

  • 250 g de harina
  • 2 cucharadas de manteca vegetal, aceite de girasol o de soya
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de levadura
  • 1/4 cucharadita de pimienta
  • 1 taza de agua tibia

Como puede apreciar esta receta no lleva huevo ni leche, se sustituye el aceite de oliva por otros aceites o manteca de origen vegetal, y se incluye la pequeña dosis de pimienta negra referida.

En la preparación también hay diferencias.

  1. Se tamiza la harina con la pimienta y la sal. Se le adiciona la manteca o el aceite vegetal mezclando todo. La levadura previamente diluida en agua tibia se añade a continuación y se amasa con sistematicidad hasta lograr uniformidad en el compuesto, añadiendo el agua restante en pequeñas cantidades hasta lograr la consistencia deseada.
  2. En un depósito previamente engrasado deje reposar la masa un par de horas hasta que aumente al doble su volumen. Amásela nuevamente, y permita que repose una hora más.
  3. Con rodillo extienda la masa hasta lograr el menor espesor posible (si quiera obtener una pizza bien tostada) o más gruesa (como la prefieren por lo general los cubanos).

Hay otros formularios para la masa de pizza de bajo costo en la gastronomía cubana; algunas tienen entre sus componentes hasta azúcar morena, pero son pautas secretas a las que no he podido acceder. Se las debo para una próxima ocasión.

Espero que el lector haya quedado complacido con esta comparación entre la masa de pizza estándar y la de bajo costo.

Autor: Eugenio Flores Cid

Nacido en el reparto El Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba, ha colaborado en alguna publicaciones gastronómicas de la Isla y breves evaluaciones a sitios especializados en comida caribeña. Apasionado de la buena comida, se ha desempeñado como Chef de Cocina en los últimos 15 años. Aborda temas de interés como: gastronomía, hotelería, tradiciones culinarias, y la música tradicional cubana.