Quantcast

Restaurantes cubanos amplían sus ofertas

Por el 24 septiembre, 2013
Los restaurantes cubanos se renuevan.
Los restaurantes cubanos se renuevan.

La competencia se hace cada día más fuerte en el giro gastronómico, por eso los dueños de los restaurantes cubanos amplían sus ofertas, y demuestran que tienen más creatividad que los establecimientos estatales, a la hora de captar clientes para sus locales, conocidos como paladares.

Restaurantes cubanos: variedad de ofertas

Yo lo apuntaba recientemente en el comentario “La competencia y la calidad en la gastronomía“; los negocios privados, con versatilidad y agudeza tienen contra las cuerdas al sector estatal, pero hoy es evidente que el tema de la competitividad se agudiza entre los particulares.

Los dueños de paladares están introduciendo variadas ofertas para atraer clientela: en el anuncio de uno de ellos, durante cuatro días de la semana hay diferentes atracciones, como una noche de karaoke que premia al ganador con una cena gratis; presentación en vivo de mariachis que adiciona un brindis con tequila a las 12 de la noche que corre por la casa; una matiné desde las 4 pm como disco temba; y la de gratificar un día determinado a las cinco primeras clientes femeninas con un trago gratuito.

Otro elemento que están explotando son las ofertas gastronómicas, digamos masivas, para un gran número de comensales: un paladar ofrece, para el consumo de 10 personas una pierna de cerdo asada de 15 libras, arroz moro, ensalada, vianda frita o hervida, y postre por $ 65 CUC, es decir que la ración individual atrae por su relativamente bajo precio ($6.50 CUC).

No sé si será una tendencia en el mundo, pero por el camino que estamos siguiendo en Cuba, el restaurante dejará muy pronto de ser ese lugar, refinado, relativamente tranquilo, en el que se puede comer bien, disfrutando de un servicio adecuado y de una música agradable, digamos por ejemplo del acompañamiento de un discreto pianista, o de un trío tradicional.

¿Puede compararse el pianista o el trío a una banda de marichis, al margen del repertorio que interpreten? ¿Imaginan ustedes comer, en medio de una competencia de karaoke?

Aplaudo de todo corazón las iniciativas positivas de los restaurantes privados en aras de elevar su idoneidad, sobre todo de aquellas que realmente aporten beneficios al cliente, que lo hagan sentirse mejor: pero creo de lo que se trata es lograrlo, sin que pierdan su esencia y sobre todo elevando la calidad de la gastronomía.

Autor: Eugenio Flores Cid

Nacido en el reparto El Cerro, Ciudad de La Habana, Cuba, ha colaborado en alguna publicaciones gastronómicas de la Isla y breves evaluaciones a sitios especializados en comida caribeña. Apasionado de la buena comida, se ha desempeñado como Chef de Cocina en los últimos 15 años. Aborda temas de interés como: gastronomía, hotelería, tradiciones culinarias, y la música tradicional cubana.

Deja un comentario