Quantcast

Alcohol de madera: Penoso caso real en La Habana.

Por el 23 agosto, 2013
Cuba, alcohol de madera
El consumo ilegal de bebida alcohólica en Cuba y los riesgos de intoxiación o muerte.

La Habana, capital de Cuba, es una de las ciudades más bellas de América Latina, pero eso no la hace exenta de males sociales como el penoso caso real que ocurrió en el municipio La Lisa, donde fallecieron varias personas y otras intoxicadas a raíz del consumo de alcohol metílico,  y del cual les comento algo con el ánimo de compartir la siguiente reflexión.

Mes de julio del 2013. Un grupo de personas, habitantes del municipio La Lisa, que asiduamente les gusta ingerir bebidas alcohólicas, vivieron un episodio muy desagradable, el cual costó la vida a muchos de ellos. La gente que como ellos gustan de la “Tomadera”, como vulgarmente o popularmente se le conoce a la adicción a las bebidas que contienen alcohol, en Cuba; muchas veces no saben la procedencia de ese líquido que degustan frecuentemente.

Se sabe que el mercado negro esta presente en cualquier país como un elemento más de la vida cotidiana. Muchos a veces se benefician del mismo, pero no se ponen a pensar en esas “manos” inescrupulosas que por llevarse al bolsillo unos billetes de más, no les importa si el producto que venden al prójimo va a ser o no perjudicial para la salud del mismo.

El alcohol que consumieron era metílico, alcohol de madera.

Ellos, creyendo que era etílico, lo bebieron con mucho agrado y terminaron siendo atendidos en los hospitales Joaquín Albarrán (conocido también como Clínico de 26) y el hospital Calixto García, perteneciente al municipio Plaza.

El referido alcohol había sido robado de unos almacenes, donde permanecía con el fin de ser destinado a usos farmacéuticos. Pero seres, carentes de código moral alguno, lo hurtaron, lo vendieron y con afán de “luchar” (vocablo muy utilizado por delincuentes para justificar el delito con el fin de obtener grandes sumas de dinero); lo hicieron llegar a sus “clientes” ávidos de conseguir “lo que sea” de forma ilícita para de estar forma ahorrar un poco de  dinero, ignorando, en muchas ocasiones, que están exponiendo su salud.

Este episodio tampoco es nuevo, son muchos los casos que se reportaron sobre todo en la década del 90, en el llamado “Período especial“, donde no existía oferta de bebidas alcohólicas y escaseaban casi absolutamente, o sencillamente el acceso era imposible debido a lo caro y la recién estrenada entonces moneda fuerte CUC. Inventos caseros y destilados populares tristemente célebres como “Hueso de tigre”, “Bájate el bloomer” o “El hombre y la tierra”, preparados en refinerías y destilaciones artesanales, hacían uso del aclohol de madera como ingrediente fundamental, sin saber o a conciencia del uso mortal de este químico para el consumo humano.

Tenga cuidado con lo que compra en la calle. En nuestro país existen tiendas que ofrecen bebidas y licores de calidad y varias marcas, los cuales pueden ser adquiridos por diferentes precios según la economía de cada cual.

Cuide su vida. Legue a sus hijos un mundo mejor. Desdeñe lo malsano de su entorno como a esos “agentes transmisores de desgracias ajenas”, en cuyas conciencias parecer no habitar un ápice de remordimiento y sí el propósito de lucrar  a toda costa; aunque para eso tengan que fallecer seres humanos como aquellos que encontraron la parca en el habanero municipio de La Lisa.

Autor: Gonzalo Santarosa Silva

Nacido en La Palma, Pinar del Río, Cuba. Estudió arquitectura y urbanismo en la Universidad de La Habana. Se ha desempeñado como urbanista en su localidad, y a pesar que ha vivido en el extranjero, su terruño natal lo ha marcado profundamente, en la actualidad reside en su provincia natal. Apasionado de la música campesina y los grandes clásicos cubanos.

Deja un comentario