Quantcast

¿Cómo marcha la finca de los hermanos Castro?

Por el 22 agosto, 2014
Fidel y Raúl, los hermanos Castros que han mantenido el poder político, social y económico de Cuba por más de 55 años.

Es inmensa, abarca casi todo el archipiélago cubano; siempre ha sido codiciada por sus suelos fértiles; el clima le resulta generalmente propicio durante todo el año para alcanzar éxitos productivos; por todo ello le propongo conocer sobre la marcha y el estado de la finca de los hermanos Castro.

Un declive sostenido en los principales renglones agrícolas

Ya lo decía en el comentario La “papa ayuda” quedó en el pasado; si nos remitimos a los datos que aporta la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información veremos que la producción de ese alimento tan codiciado por los cubanos decrece entre el período 2006 al 2011 en 31,979 toneladas. El dulce y rico boniato (camote o papa dulce) merma sus volúmenes en 29,357 toneladas, mientras que de la sabrosa e imprescindible malanga se pierden 3,570 toneladas en idéntica etapa.

Por supuesto los plátanos o bananos en general, ya sean los considerados viandas o frutas siguen esta tendencia menguante: de ambos se cosecharon 82,214 toneladas menos en el 2011 que en el 2006. El caso de las hortalizas, básicas para disfrutar de una balanceada y sana dieta humana es mucho más triste o grave; los datos indican que recogieron 210,846 toneladas menos en la etapa citada.

La finca de los hermanos Castro se había convertido en una buena productora y hasta en exportadora de cítricos; pero eso fue hace unos años. Si en el 2006 fueron recolectadas 209,900 toneladas, en el 2011 solo alcanzaron 158,723, es decir 5,1177 toneladas menos. Otras sabrosas frutas, también muy necesarias, no se salvan de este marcado empobrecimiento productivo que muestra la hacienda Castro; la diferencia comparativa es menor en 20,698 toneladas, sobre todo en guayaba y fruta bomba (papaya).

La lista de renglones agrícolas menguados es extensa: el maíz, el cacao y hasta el tabaco, un cultivo fundamental y emblemático para nuestra economía se deterioran igualmente en la etapa estudiada.

Ante el descalabro en la producción agrícola que acabo de referir el lector puede preguntarse: ¿estarán agotados los suelos cubanos o son otras las causas de esta merma? Estos parientes han demostrado durante más de medio siglo que no son buenos administradores y mucho menos productores agrícolas; es obvio que no heredaron la habilidad en la agricultura que demostró tener su padre, un gallego analfabeto, Ángel Castro Argiz, que hizo fortuna explotando las tierras que tenía o de las que se apropió en la zona de Birán.

Los datos, aunque no son los más recientes, debido a la falta de acceso de información real y actualizada, controlada obviamente por el Estado cubano, demuestran elocuentemente que la finca de los hermanos Castro marcha de mal en peor, lo que nos mantiene en franca desgracia a todos los cubanos.

Autor: Carlos Novás Piedra

Original de Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba. Licenciado en Ciencia de la Información. Estuvo vinculado al área científica y técnica en 10 años de su carrera, pero actualmente escribe y colabora como columnista para sitios web en temas de Política, Filosofía, Economía, Sociología y Jazz.

Deja un comentario