Quantcast

Dos políticos adversarios usando la misma palabra

Por el 16 mayo, 2014
Breve saludo protocolar entre Barack Obama y Raúl Castro en las exequias de Nelson Mandela.
Breve saludo protocolar entre Barack Obama y Raúl Castro en las exequias de Nelson Mandela.

Desde hace unos años el Presidente cubano Raúl Castro ha introducido en toda la prédica gubernamental, como un catecismo, la palabra actualización, especialmente del mal llamado modelo económico; y recientemente el mandatario estadounidense Barack Obama, al referirse a Cuba, categóricamente dijo que tendrán que seguir actualizando sus políticas. Realmente ahora estoy confundido, pero también esperanzado cuando veo a dos políticos adversarios usando la misma palabra e idénticos conceptos.

Realismo, seducción y atracción

Para no pecar, me remito al diccionario, y compruebo que “actualización” es la adaptación al presente de una cosa desfasada, que ha quedado anticuada.

El menor de los Castro, con ese pretendido reajuste de la economía, y ojo, solamente de la economía, quiere desmarcarse un tanto de los garrafales errores que en esa materia, a lo largo de medio siglo, tuvo su hermano mayor, para desgracia de todos los cubanos.

Es indiscutible: Raúl ha hecho cambios económicos, no todos los que queremos y necesitamos, ni al ritmo y a la velocidad que la sociedad precisa, en el último quinquenio sobre todo, y eso lo acaba de reconocer hasta su homólogo norteño, al decir: hemos comenzado a ver cambios en la isla.

También Obama ha rescatado acciones positivas introducidas en su momento por James Carter y sobre todo por Bill Clinton, que fueron desestimadas por sucesivas administraciones, sobre todo las remesas familiares y los viajes de los cubano-americanos a la Isla, aunque a su favor hay que decir que ha instrumentado otras.

Creo que Raúl y Barack, han logrado, en sus respectivos mandatos percepciones más realistas del entorno político contemporáneo, para poder alcanzar, en un momento dado, reales avances en el diferendo entre las dos naciones.

El solo hecho de que ambos estén utilizando una idéntica palabra-concepto, es un reconocimiento público de que lo hecho antes por sus antecesores, por su falta de resultados, es cuando menos, anacrónico.

Quiero creer, que uno y otro están sintonizados en este momento, que comprenden que las políticas precedentes no tienen ya ningún sentido a estas alturas del juego.

Obama inclusive utilizó en ese discurso, pronunciado en la residencia de Jorge Mas Santos, hasta un juicio que suena algo así como a V.I. Lenin, aunque no exactamente igual, cuando sentenció que el camino del progreso habitualmente implica dos pasos adelante y uno hacia atrás.

Y para seguir en esa cuerda un tanto filosófica debo anotar que seguramente Raúl Castro no olvida lo que el marxismo, que a todos nos enseñaron en la Isla, señala:

Los cambios en la base económica determinarán la superestructura política en una sociedad.

Y aunque no quieran él y sus adláteres, así se producirá.

Autor: Carlos Novás Piedra

Original de Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba. Licenciado en Ciencia de la Información. Estuvo vinculado al área científica y técnica en 10 años de su carrera, pero actualmente escribe y colabora como columnista para sitios web en temas de Política, Filosofía, Economía, Sociología y Jazz.

Deja un comentario