Quantcast

El dilema del transporte en Cuba

Por el 19 agosto, 2013
El dilema de transportarse en Cuba.
El caos diario del transporte en Cuba, un problema sin solución.

Varios lectores que proyectan visitar a la Isla en breve me hicieron llegar la interrogante de cómo funciona el transporte en Cuba, las opciones actuales desde los precios, frecuencias, reservas, taxis, vuelos y aerolínea regional, hasta las alternativas particulares a los medios oficiales, tema que con gusto abordaré a continuación.

Diversas variantes de transporte en Cuba

Hoy día algunas modalidades de transportación han mejorado si hacemos un ejercicio comparativo con etapas recientes. Ya los taxis en manos del estado no tienen el monopolio que detentaban hasta hace poco; los vehículos particulares, debidamente acreditados e identificados le hacen una buena competencia, sobre todo en tarifas, tal vez no en comodidades (aunque hay de todo en la viña del Señor, ya que algunos disponen de aire acondicionado).

Los taxis estatales funcionan, al menos en teoría, con taxímetros, que los choferes utilizarán o no en dependencia del ajuste que puedan hacer con los usuarios en el proceso correspondiente de regateo, pero siempre el pago será en pesos cubanos convertibles (CUC).

Los particulares no cuentan con este aditamento de medición, tienen cuotas fijas (en pesos cubanos, CUP) si se trata de los recorridos predeterminados que tienen, sobre todo en La Habana; para trasladarse fuera de los mismos el turista deberá concertar con el chofer el monto del viaje, así como la moneda de pago (CUC o CUP).

La alternativa de desplazarse a través de los ómnibus urbanos no es muy recomendable; el estado acaba de reconocer que el transporte público durante años ha sido inestable, insuficiente y de baja calidad; huelgan los comentarios.

Los bicitaxis se han generalizado y pueden encontrarse prácticamente en todo el país; es una modalidad relativamente económica, pero válida solo para desplazarse a distancias medias y cortas, si usted no está apremiado por el tiempo.

En dependencia de la ciudad que el turista visite puede hallar otras opciones; en muchas localidades podrá moverse abordando coches tirados por caballos, ya sean colectivos o más individuales.

La ciudad de Santiago de Cuba, por las características de su relieve irregular cuenta básicamente con camionetas y camiones que se desplazan por itinerarios fijos, con precios módicos en CUP, así como miles (y no es una exageración) de motos que pueden transportarlo rápidamente, siempre dentro de la urbe al precio de $10.00 CUP; fuera de ella tendrá que acordar el valor del traslado con el motorista.

Si lo que pretende el excursionista es visitar alguna provincia o polo turístico podrá recurrir a los servicios de una empresa estatal de ómnibus, Viazul, que tiene salidas programadas hacia estos puntos; eso sí, los pasajes siempre han que abonarlos en CUC.

Por supuesto, tendrá el turista la posibilidad de rentar un auto a una empresa estatal para emprender sus desplazamientos, pero ese será el tema de otro comentario.

Autor: Roberto Viera Sánchez

Original de Matanzas, Cuba. Licenciado en Hotelería y Turismo. Desempeña funciones de guía y promotor turístico en Varadero. Aficionado al buceo y la fotografía submarina. Colabora como escritor para guías turísticas de Alemania, Canadá y España.

Deja un comentario