Quantcast

De La Habana y sus calles

Por el 7 septiembre, 2013
El mal estado de las calles en La habana.
El mal estado de las calles en La habana.

Que espiritual resulta caminar por la acera que bordea al majísimo malecón habanero y después hacer un “tour” por La Habana y sus calles, aunque a veces los tropiezos sean muchos.

Mientras hago un simple recorrido veo las casas, respiro el aire (un poco contaminado por el humo de los carros o coches), observo los legendarios baches que habitan en las mismas y me surge una interrogante: ¿Cuándo los arreglarán?. Después me contesto: Quizás nunca, pero aún siendo así ya los veo tan cercanos, tan cotidianos y tan míos que de no apreciarlos más creo que los extrañaría.

Miro sus viejas y atemporales columnas, sus balcones orlados de costras verdes y sábanas blancas ahuecadas y ropas que hablan de sus propietarios por si solas. Pero en un instante me detengo a observar las diferentes señalizaciones y los nombre que las calles habaneras tienen. Estos son diversos y muy interesantes.

Hay tres calles de La Habana que develan claridad: Lamparilla, Sol y Luz.

Varias invocan a la Santa Iglesia Católica: Campanario, Obispo, Padre Varela. Recuerdo las calles santeras del municipio Cerro: Santa Teresa, San Salvador, Santo Tomás, San Elías, San Quintín, San Gabriel, Santa Ana, etc.
Con nombre de frutas existen dos: Aguacate y Tamarindo.

La influencia de la Madre Patria, que está vigente en todas las esferas de nuestra sociedad, también son evocadas en nuestras vías públicas y ahí encontramos: Carlos III, Reina, Princesa, Infanta. La mitología no se salva en esta denominación ofrendada y nos encontramos con: Dragones, Neptuno.

Las calles de La habana, calle Enna.

La calle Enna, la más corta del Municipio Habana Vieja, y quizás de la Ciudad de la Habana y sus calles.

Calle Enna, la más pequeña de las calles de la Habana Vieja, tanto en extensión como en ancho. Situada detrás de El Templete y de la ceiba, sucesora de la originaria donde según la tradición se celebró la primera misa fundacional de la villa San Cristóbal de La Habana.

La flora y la fauna, que tanto se ha llevado a la pintura, la literatura y la música esta identificada en las vías Águila, Pajarito, Magnolia y Clavel. Estas últimas pertenecientes al legendario municipio Cerro. Una de nombre peculiar, refiere un lugar al que muchos cubanos han pedido asilo político en muchas ocasiones: Consulado.

Llámese Amistad, Virtudes, e incluso Amargura; todas las arterias de la ciudad y de Cuba tienen algo en común: son testigo de nuestra vida e historia.

Autor: Angelo Hernández Betancourt

Nació en El Vedado, Ciudad de La Habana, Cuba. Estudió en Escuela Nacional de Artes (ENA). Durante su carrera como investigador y musicólogo, ha tenido una amplia participación internacional. Actualmente colabora con algunas publicaciones de historia y enseñanza de música.

Deja un comentario