Quantcast

Implacable proselitismo religioso en toda Cuba

Por el 5 marzo, 2014
El proselitismo religioso ha aumentado en Cuba en los últimos 10 a 15 años.
El proselitismo religioso ha aumentado en Cuba en los últimos 10 a 15 años.

Por lo general hacen su labor en parejas, ambos con inconfundibles portafolios o gruesos volúmenes en sus manos, tocando las puertas de las viviendas en ciudades y zonas rurales, frecuentando los hospitales, cualquier día de la semana; de forma insistente ejecutan un implacable proselitismo religioso en toda la Isla.

No hay rito mejor de religión que el libre uso de la razón humana (José Martí)

Los templos y casas cultos de las distintas y numerosas denominaciones cristianas han proliferado significativamente en toda la nación, especialmente en los últimos 10 o 15 años, y aunque no conozco el número total de sus creyentes infiero que no son tantos por ese tenaz empeño que demuestran sus activistas en ganar más prosélitos.

Entiendo que aprovechen la permisividad, la tolerancia religiosa que viene mostrando el Estado cubano, que ahora no hace más que cumplir con lo que establece el Capítulo VII, Artículo 5, de la Constitución de la República sobre el reconocimiento, respeto y garantías a la libertad religiosa, cuestiones estas que no hizo siempre en el pasado.

No los critico por la labor que realizan, que conste, pero sí me parece que en no pocas ocasiones asumen posturas impositivas y de difusión de sus creencias y lo hacen de una franca manera invasiva, que generalmente provocan rechazo en las personas.

Y mucho más entre los cubanos, que tenemos nuestras creencias, pero a nuestra manera, sin aceptar imposiciones ni dogmatismos de ninguna índole, pues bastante las hemos padecido y padecemos en el plano político e ideológico cotidianamente.

Por mi casa han pasado, en causa proselitista, parejas de metodistas, pentecostales, Testigos de Jehová, adventistas, y otros que no recuerdo, y aunque les expongo mi total ateísmo, descreimiento y escepticismo, siguen insistiendo, pues parece que no actualizan sus bases de datos de posibles candidatos a reclutar para su secta o religión.

Lo decía Benito Juárez, el respeto al derecho ajeno es la paz, pero si estas denominaciones son intolerantes con los ateos o con los que profesan otra creencia no están fomentando la paz precisamente.

Como tantos cubanos, soy un martiano convencido, y creo que muy a propósito de estas proyecciones que ya él percibía dijo:

[…] la única religión digna de los hombres es aquello que no excluye a hombre alguno de su seno.

Autor: Carlos Novás Piedra

Original de Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba. Licenciado en Ciencia de la Información. Estuvo vinculado al área científica y técnica en 10 años de su carrera, pero actualmente escribe y colabora como columnista para sitios web en temas de Política, Filosofía, Economía, Sociología y Jazz.

Deja un comentario