Quantcast

La incógnita de los bonos soberanos de Cuba

Por el 10 febrero, 2014
Bonos soberanos de Cuba.
Bonos soberanos de Cuba.

En la última sesión del año 2013 de la Asamblea Nacional del Poder Popular fue aprobada, de forma totalmente inédita en los once lustros de gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro, la emisión de bonos soberanos para financiar en el 2014 el déficit fiscal proyectado, lo que ha generado en la población no pocas dudas y muchísima incertidumbre.

Una economía quebrada emitiendo bonos soberanos

Desde hace muchos años para nadie en Cuba es un secreto, aunque las autoridades no lo reconozcan así, que la economía nacional está quebrada; el inventario de disparates económicos cometidos por estos señores es interminable: la Ofensiva Revolucionaria de 1968, la zafra de los 10 millones, el Plan Cordón de la Habana, el plan de pastoreo intensivo y el desarrollo de la ganadería, el exterminio práctico de la industria azucarera son solo algunos de estos gravísimos desaciertos que siguen pasándole factura al pueblo cubano que en un final es el que sufre las consecuencias de esa caída económica interminable.

Es que hay hechos muy sintomáticos: en el discurso del General Presidente el 1 de enero del 2014 en Santiago de Cuba por el 55 aniversario de la revolución, ni en una sola ocasión Raúl Castro utilizó el término economía; ni un solo resultado tiene para mostrar en esta esfera vital para una nación.

Pero, por supuesto, si mencionó en este balance de 55 años de gobierno castrista el bloqueo económico que aplican las administraciones estadounidenses y el régimen económico y social que es fruto de la revolución.

He tenido la posibilidad de leer o escuchar los mensajes de los gobernantes en muchos países al concluir el 2013, y todos, sin excepción, aunque estén atravesando crisis, han hablado de sus economías, de los éxitos, aunque sean modestos, de las perspectivas. Pero Raúl Castro no tiene nada de qué hablar, que exponer en este campo a sus gobernados.

Ahora los cubanos se han alarmado con la decisión estatal de emitir bonos soberanos para financiar un déficit presupuestario planificado de 3.890 millones de pesos; de ese monto, 2.723 millones de pesos serán asumidos por las entidades bancarias.

Pero todos se preguntan, y yo también: ¿esos millones no son de las personas que mantienen cuentas de ahorro, depósitos y cuentas corrientes en los bancos cubanos? ¿A qué cliente le han preguntado sobre un tema tan álgido que tiene que ver con sus recursos financieros, sus planes, sus propósitos?

Esta es una modalidad que se aplica en otras naciones, pero siempre se aclara por el país o la entidad emisora, para tranquilidad de los que compran los bonos soberanos el plazo en que será devuelto el capital principal además de los intereses, que pueden ser fijos o variables.

Pero este no es el caso de Cuba: no se aclaró por el gobierno ni el plazo ni los intereses que se devengarán; es una decisión arbitraria, desesperada y totalitaria más, y es la mejor muestra del grado de deterioro y de quiebra que tiene la economía cubana tras 55 años de dominio castrista.

Autor: Gonzalo Santarosa Silva

Nacido en La Palma, Pinar del Río, Cuba. Estudió arquitectura y urbanismo en la Universidad de La Habana. Se ha desempeñado como urbanista en su localidad, y a pesar que ha vivido en el extranjero, su terruño natal lo ha marcado profundamente, en la actualidad reside en su provincia natal. Apasionado de la música campesina y los grandes clásicos cubanos.

Deja un comentario