Quantcast

Turismo de lujo para extranjeros y ricachos cubanos

Por el 29 agosto, 2013
Hotel de lujo, en Vardero, Cuba.
Hotel Meliá de lujo, en Vardero, Cuba.

Algún burócrata sesudo vio el filón e hizo los cálculos pertinentes; primero convenció a los jerarcas para que permitieran el acceso de los cubanos a los hoteles en su propio país, y ahora para desarrollar un turismo de lujo para extranjeros y ricachos cubanos.

Turismo de lujo en Cuba: muchos no son famosos pero el dinero les sobra

La información, obviamente, no aparece con pelos y señales en la prensa oficial, pero ha trascendido que cuando inició sus operaciones recientemente el complejo hotelero Meliá Marina Varadero, de sus 423 habitaciones, 198 fueron tomadas por 517 clientes cubanos, o lo que es lo mismo, que la ocupación por nacionales era de un significativo 46,8 %.

Estamos hablando de una instalación que tiene una categoría de cinco estrellas, con la modalidad de Todo Incluido, así como 88 suites, 126 apartamentos en condominios, restaurantes de especialidades a la carta, boutiques, mercado de artesanías, salas de reuniones, bolera, salones de fiestas, un spa, un helipuerto, y un club náutico que dispone de un área para el anclaje de 1.00 embarcaciones de pequeño, mediano y gran calado, que brinda prestaciones de todo tipo para el yatismo mundial.

Pero además, y por si fuera poco, el Melía Marina Varadero tiene otras ofertas únicas y novedosas en ese polo turístico como el servicio “The Level” (categoría de atención personalizada), el Club Infantil, y un sistema de iluminación en las piscinas llamado Fantasía Nocturna, entre otras atracciones.

No conozco las tarifas de alojamiento de este complejo pletórico de lujo y exclusividades, pero con estas características mencionadas, deben ser muy, pero muy altas. Y pese a ello, casi la mitad de sus huéspedes iniciales eran cubanos, y así se ha mantenido desde su apertura.

Las autoridades del sector turístico de Cuba están empeñados en el desarrollo de nuevos hoteles de lujo: la fabulosa villa de Trinidad contará con el Meliá Trinidad, mientras que más al sur ya operan el Sol Cayo Largo, el Meliá Buenavista y el Playa Paraíso; en la península de Hicacos se agregan a los existentes el Paradisus Varadero y el Meliá Las Dunas.

El Ministerio de Turismo de Cuba tiene aliados muy poderosos para llevar adelante estos proyectos de hoteles lujosos, como las cadenas hoteleras Melía, Iberoestar, Barceló, H10, Blau, Be Live Hotels, Blue Diamond, y Memories Hotels entre otras.

Turistas extranjeros muy acaudalados, y los ricos de siempre en Cuba, los integrantes de la nomenclatura y los militares de alto rango adjuntos a ella serán clientes asiduos de estas instalaciones, así como los nuevos ricos que han florecido con el llamado modelo de actualización emprendido por el General Raúl Castro, y también los que lo han hecho cometiendo todo tipo de delitos económicos, de cuello blanco y no tan blanco en los últimos 50 años: ellos serán son los únicos que podrán disfrutar de las opciones del turismo de lujo que tiene Cuba.

Autor: Roberto Viera Sánchez

Original de Matanzas, Cuba. Licenciado en Hotelería y Turismo. Desempeña funciones de guía y promotor turístico en Varadero. Aficionado al buceo y la fotografía submarina. Colabora como escritor para guías turísticas de Alemania, Canadá y España.

Deja un comentario