Quantcast

¿Qué hace Cuba para lograr inversiones extranjeras?

Por el 13 septiembre, 2014
El gobierno cubano estrecha vínculos comerciales con China, Brasil y Vietnam para potenciar la inversión extranjera en la isla.
El gobierno cubano estrecha vínculos comerciales con China, Brasil y Vietnam para potenciar la inversión extranjera en la isla.

No es un secreto para nadie en el mundo: la economía cubana está en franca crisis, sin perspectivas de poder remontarla, por lo que requiere de ese extra que puede aportarle capital foráneo colocado en la Isla. Pero acá todos nos preguntamos ¿qué hace Cuba para lograr inversiones extranjeras? ¿Qué estratagema económica piensan estos gobernantes?

Las diferentes formas de inversión que podrían aplicar.

Ni hablar de la llamada inversión indirecta, pues se tratarían de préstamos, y aunque la Isla viene honrando, desde hace un tiempo, sus compromisos internacionales, lo cierto es que todavía acumula una abultada deuda con infinidad de países.

Entonces el afán cubano de búsqueda se enfoca en las inversiones directas, pero internacionalmente se acepta que estos inversores para decidirse deben encontrar tres condiciones básicas: participar en nuevos mercados, aumentar la eficiencia productiva a través de reducciones de costos, así como la explotación de ciertos activos estratégicos.

El mercado cubano, por la dualidad monetaria, por carecer de una verdadera divisa que tenga convertibilidad y aceptación internacional, por los más que limitados ingresos monetarios de los nacionales, queda entonces fuera de esta ecuación.

Sin la menor duda, por la ineficiencia actual de cualquiera de los renglones económicos cubanos, el inversionista puede lograr sin mucha dificultad, y dada la alta calificación del capital humano disponible en la Isla, una atractiva eficiencia productiva con menores costos.

En cuanto a activos estratégicos, lamentablemente Cuba no dispone de muchos para ofrecer; el petróleo no aparece en cantidades halagüeñas y que sea de buena calidad. Los bosques son escasos, el mar a nuestro alrededor parece que no tiene peces; solo hay un cierto potencial mineral sobre todo de níquel más cobalto.

Hay muchos puntos que pudieran ser explotados turísticamente en todo nuestro archipiélago, que Cuba ha puesto en oferta reiteradamente, pero hasta ahora sin obtener una respuesta positiva, lo que está dado, a mi juicio por el cierto estancamiento apreciable en el crecimiento del turismo a nivel mundial.

La legislación recién aprobada, que regirá específicamente la actividad de la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, puede ser atrayente para empresarios de China, Brasil, Vietnam, para instalar maquilas allí, y desde ese mega puerto exportar mercancías hacia otros confines del área geográfica.

El propio General Raúl Castro, en el discurso pronunciado ante los parlamentarios cubanos en diciembre del 2013 reconocía que en el campo de las inversiones estatales hubo nuevamente deficiencias, crisis con el financiamiento y los suministros, inadecuada preparación, retrasos en los proyectos y un déficit muy preocupante del personal ejecutor. Como dice un refrán: con esos truenos, quién duerme…

Tendrán los gobernantes cubanos entonces que seguir dando su brazo a torcer y hacer muchas concesiones a los inversores extranjeros, según el esquema legal aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular en el pasado mes de marzo.

Desde hace varios años las fuerzas más reaccionarias dentro de la élite del poder han torpedeado, diferido, estigmatizado ideológicamente cualquier variación que se proponga y modifique algo del anacrónico marco jurídico vigente en materia de inversión foránea.

En breve descubriremos lo que hará Cuba, racionalmente o no, para obtener las tan necesarias inversiones extranjeras en la economía nacional.

Autor: Carlos Novás Piedra

Original de Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba. Licenciado en Ciencia de la Información. Estuvo vinculado al área científica y técnica en 10 años de su carrera, pero actualmente escribe y colabora como columnista para sitios web en temas de Política, Filosofía, Economía, Sociología y Jazz.

Deja un comentario