Quantcast

El gran culpable de los accidentes de tránsito

Por el 22 julio, 2014
El pésimos estado de las vías, los vehículos, las señaléticas y la imprudencia de los conductores, son las principales causas de accidentes de tránsito en Cuba.
El pésimos estado de las vías, los vehículos, las señaléticas y la imprudencia de los conductores, son las principales causas de accidentes de tránsito en Cuba.

Las cifras son alarmantes, crecen de año los accidentes, los lesionados y fallecidos, y esto ocurre en un país donde paradójicamente hay poca circulación vehicular. Nos señalan como causantes a los cubanos que conducen medios de transporte y los peatones, pero no se reconoce al gran culpable de la accidentalidad vial, el Estado, el Gobierno cubano.

Vías en pésimo estado, vehículos sin repuestos, corrupción generalizada.

Desgraciadamente no puedo abordar este tema demostrando las cifras reales (que no son necesariamente las oficiales) de la cantidad de fallecidos y lesionados en solo el último año. Los organismos estatales no difunden estos números, y a pesar de su muy ligera atención y preocupación, que en ocasiones se resume a dar una breve nota informativa en el año, o un par de mensajes llamando a la prudencia o la “preocupación ciudadana”, no hay nada que reflejar.

Por eso me hago una serie de preguntas, que seguramente muchos también se hacen, pero que no son de todos los lectores conocidas, principalmente para aquellos que no conocen la realidad cubana o han vivido en ella.

  • ¿Quién es el encargado de mantener en buen estado la red vial nacional, que está en una situación crítica en casi toda su extensión?
  • ¿Quién ha prohibido hasta hace muy poco, la comercialización de autos nuevos, más seguros y eficientes?
  • ¿Quién es el responsable por la no adquisición de las partes y piezas requeridas para mantener funcionando adecuadamente un parque de vehículos vetusto, maltratado e inseguro?
  • ¿Quién ha generalizado la corrupción y el soborno que ha calado profundamente en las entidades oficiales que emiten la Certificación de Revisión Técnica Automotor, del Ministerio de Transporte, popularmente conocidas como Somatón, para que circulen vehículos que debían estar en un rastro?
  • ¿Y quién responde por la corrupción y la compra de Licencias de Conducción en las oficinas de la Dirección de Tránsito del Ministerio del Interior?
  • ¿Quién es el encargado de señalizar vertical y horizontalmente las vías?

Como la culpa nunca cae en el suelo, las autoridades señalan como causales absolutas las humanas: las distracciones de conductores, peatones y ciclistas, no respetar el derecho de vía, conducir a exceso de velocidad y bajo los efectos del alcohol.

En pocas palabras, estos preocupante índices de accidentalidad son de nuestra incumbencia, porque no tenemos la suficiente cultura y educación vial, lo que es innegable pero solo hasta cierto punto.

Por eso yo seguiría preguntando, ¿quién es el encargado de fomentar esa cultura vial, sino es el Estado, a través del sistema educacional, con campañas en los medios masivos de comunicación, con acciones didácticas en las vías, entre otras?

Detrás de esos 9.612 accidentes de tránsito ocurridos en Cuba en los diez primeros meses del 2013 están estos y otros males, que provocaron 6.770 lesionados y 549 muertes, los que a mi juicio tienen muchos infractores, pero un gran responsable que es el Estado cubano y sus instituciones.

Autor: Calixto Suárez Vázquez

Nacido en Morón, Ciego de Ávila, Cuba. Estudié en Escuela preparadores físicos, Licenciado en Cultura Física. El deporte ha sido mi pasión, pero también me gusta entablar nuevas amistades, conocer nuevos temas y debatirlos, libre pensador y opinólogo.

Deja un comentario