Quantcast

Socialismo es igual a contaminación ambiental

Por el 12 mayo, 2014
Contaminación de las aguas del río Yayabo, Sancti Spiritus, Cuba.
Contaminación de las aguas del río Yayabo, Sancti Spiritus, Cuba.

Uno lee las alarmantes noticias sobre las agresiones al medio ambiente en China, como mismo ocurría en la Unión Soviética y en otros países de Europa del Este, y hoy comprueba lo que sucede en esa peligrosa materia en nuestra Cuba, y llega a la conclusión que socialismo es igual a contaminación ambiental.

Sancti Spíritus: Río Yayabo, altamente contaminado

Todo el que vive en la capital de la provincia espirituana, en Sancti Spíritus, desde hace varios años se espanta y se duele ante el creciente grado de contaminación que sufre el río Yayabo que atraviesa silenciosamente la ciudad.

Los profundos males de este torrente, que con su nombre ha servido hasta para de alguna forma identificar a los naturales de esta villa como yayaberos, ya no pueden ocultarse por más tiempo y han saltado hasta a los medios de prensa nacionales.

Por supuesto, para los todavía maniatados reporteros nacionales, los culpables de este estado de cosas son los propios pobladores, que indisciplinados arrojan todo tipo de desechos, orgánicos y no, en el Yayabo, pero no pueden soslayar que las entidades estatales también cometen idéntico pecado.

Recientemente pude visitar la villa del Yayabo y pude conversar sobre este tema con muchos citadinos, quienes sin dejar de reconocer esta desobediencia de los propios habitantes y de las empresas acusaban directamente a los ya famosos, por su corrupción, inspectores de la Dirección de Supervisión Integral (DIS) que no cumplían con sus obligaciones ante un tema tan sensible.

Los funcionarios corruptos alegan que no cumplen con sus cometidos porque o bien son agredidos por los supuestos infractores, porque huyen ante su presencia, o sencillamente los desafían y se niegan a entregar los documentos identificativos.

Pero también levantan sus índices acusadores contra el estado socialista que ha permitido la existencia de muchos micro vertederos en ciertas áreas y que no ha instalado alcantarillados en algunas zonas de desarrollo y ampliación de la ciudad cercanas al Yayabo.

Los mismos efectos nocivos y contaminantes se pueden constatar en otros afluentes, presas y ríos de la provincia.

Ante la falta de arena en los establecimientos que deben vender materiales de construcción, o por sus altos precios, algunos pobladores se dedican a saquear el lecho del río; otros se dedican a la pesca de esa rara especie importada por el estado, la tilapia, para vender las piezas, alterando así el ecosistema contando con la permisividad total de las autoridades.

El estado socialista, en sus medios de prensa, reconoce ahora, un poco tardíamente, que 1,434 toneladas de carga contaminante son arrojadas anualmente al río, e igualmente reconoce que hay un grupo de acciones contempladas para cambiar este penoso estado de cosas, pero cuya ejecución está supeditada a un financiamiento con el que no se cuenta.

Y yo pregunto: ¿quién tiene que entregar el financiamiento y los recursos para ello sino es el mismo estado socialista?

La respuesta y la conclusión es sencilla y la enunciábamos en el título: es que el socialismo es igual a contaminación ambiental, lo que es muy apreciable en donde se posiciona, lamentablemente, como en Cuba.

Autor: Carlos Novás Piedra

Original de Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba. Licenciado en Ciencia de la Información. Estuvo vinculado al área científica y técnica en 10 años de su carrera, pero actualmente escribe y colabora como columnista para sitios web en temas de Política, Filosofía, Economía, Sociología y Jazz.

Deja un comentario