Quantcast

Alta demanda del turismo de naturaleza en Cuba

Por el 13 febrero, 2014
Alta demanda del turismo de naturaleza en Cuba.
Alta demanda del turismo de naturaleza en Cuba.

Buscando disfrutar de las muchas opciones que ofrece el turismo de naturaleza, cerca de medio millón de visitantes han acudido a la más occidental de las provincias cubanas, Pinar del Río, entre los últimos 10 meses.

Provienen fundamentalmente de Alemania, Holanda y Reino Unido

Soroa y Viñales, combinación de arcoíris y naturaleza, son polos muy demandados por los amantes del turismo de naturaleza que arriban a Cuba, tratando de escapar de sus rutinas cotidianas, y dejando también beneficios a nivel local.

Pero no solo esos son los puntos visitados; en la lista entran otros sitios de gran belleza natural como es el área de la península de Guanahacabibes, que está considerada como Reserva de la Biosfera, así como el área protegida de Mil Cumbres.

Guanahacabibes seduce al turista con sus parajes casi vírgenes y una muy alta biodiversidad, donde puede practicarse fácilmente la observación de tres tipos diferentes de quelonios en su época de desove, así como de la conducta de infinidad de aves migratorias y autóctonas.

Por supuesto, esa mágica localidad de Viñales se lleva las palmas entre todas, no por gusto figura en esa selecta Lista del patrimonio mundial por la armonía que se consigue entre hombre-naturaleza, y también por conservar cuidadosamente las centenarias prácticas del cultivo del tabaco, y por mantener con autenticidad las raíces de su vigorosa cultura regional.

Viñales deslumbra al visitante con su extenso sistema cavernario, uno de los mayores del subcontinente americano, por ese llamativo valle en el que florecen impresionantes mogotes con sus rocas jurásicas.

En Pinar del Río están abiertos y disponibles para los turistas nacionales y extranjeros más de 40 senderos adecuados para los practicantes de esta modalidad.

Indiscutiblemente el turismo de naturaleza resulta clave para desarrollar esta industria de una forma más responsable, respetuosa del medio ambiente, que resalte una serie de singularidades locales, con sus altos valores diferenciales, que lo convierten en algo irrepetible.

Veo la satisfacción en los rostros de los visitantes cuando regresan después de protagonizar una ardua jornada de observación, de transitar en bicicleta o de andar muchos kilómetros, porque han estado en contacto con la vivificante Madre Naturaleza, porque asimilaron más de la historia y la cultura de los lugares visitados.

Autor: Roberto Viera Sánchez

Original de Matanzas, Cuba. Licenciado en Hotelería y Turismo. Desempeña funciones de guía y promotor turístico en Varadero. Aficionado al buceo y la fotografía submarina. Colabora como escritor para guías turísticas de Alemania, Canadá y España.

Deja un comentario