Quantcast

Turismo en las erosionadas playas de Cuba

Por el 26 diciembre, 2012
Guanabo, playa erosionada.
Guanabo, playa habanera con su costa erosionada.

Unas 340 playas de Cuba (de un total de 400) están afectadas por la erosión; los especialistas tratan de calmarnos, dicen que no es para alarmarse tanto, que es un fenómeno presente también en otras naciones caribeñas y hasta en polos turísticos de España y Estados Unidos, y que forma parte del proceso global de cambio climático.

Que estemos afectados por el aumento del nivel del mar, como todos los países isleños se entiende, y es algo que está fuera de nuestras manos, que requiere de soluciones y de acciones mundiales. Pero que estemos perjudicados por la extracción de arena, eso sí es de responsabilidad nacional, pero y sobre todo del estado, único poseedor de los medios técnicos necesarios para operaciones extractoras de envergadura, y que durante años ha estado utilizando este preciado recurso natural para sus construcciones, desoyendo el clamor de muchos ecologistas que alertaron en su momento de este atrocidad contra la naturaleza.

Lo mismo puede decirse del daño que genera en la línea costera la incorrecta ubicación de espigones, algo totalmente fuera del alcance de los particulares. También se argumenta que la construcción de edificaciones sobre las dunas naturales ha producido desgaste en nuestras playas; pero yo me pregunto ¿qué entidad estatal autoriza la fabricación de inmuebles si no es el Instituto de Planificación Física, presidido por el General Samuel Rodiles Planas? ¿Y quiénes pueden merecer estas concesiones sino los nuevos ricos y a los poderosos, los únicos que cuentan con el capital necesario para acometer fabulosas residencias veraniegas en nuestras playas?

El Ministerio de Turismo hace especial énfasis en sus promociones de las paradisíacas playas que pueden encontrar los turistas en casi cualquier punto de nuestro archipiélago, lo que ciertamente mueve a muchos visitantes amantes de los atractivos naturales hacia Cuba, pero como seguramente son conocedores de estas informaciones, las autoridades turísticas cubanas están cometiendo entonces un fraude alevoso. Aunque es casi seguro que las playas que son prácticamente de uso exclusivo de los visitantes extranjeros no padezcan de erosión: pienso en Varadero, en los arenales de los cayos Santa María, Largo del Sur, Coco y Guillermo, entre otras playas de Cuba. Las playas frecuentadas por los cubanos, Guanabo, Santa María del Mar, Salado y otras, están seriamente degradadas por estos atentados ecológicos perpetrados o permitidos por el estado cubano.

Autor: Carlos Novás Piedra

Original de Marianao, Ciudad de La Habana, Cuba. Licenciado en Ciencia de la Información. Estuvo vinculado al área científica y técnica en 10 años de su carrera, pero actualmente escribe y colabora como columnista para sitios web en temas de Política, Filosofía, Economía, Sociología y Jazz.

3 Comments

  1. Pingback: Abanicos para lidiar con el calor

  2. Pingback: Jorge Santamarina Guerra, un narrador ecologista cubano

  3. Pingback: Peligrosas perspectivas para el turismo de sol y playa en Cuba | Vitral de Cuba

Deja un comentario